SUPERALIMENTO descubierto recientemente es una bomba de antioxidantes y omega 3

1006

La verdolaga (portulaca oleracea), es una planta muy valiosa, un superalimento, además de una hierba medicinal conocida desde la antigüedad. Crece en muchas partes del mundo durante la época cálida, en huertos, campos, o al borde de los caminos, y se cultiva fácilmente incluso en macetas en casa.

Desgraciadamente, la ignorancia hace que muchos la consideren una mala hierba, igual que ocurre con otras importantes plantas medicinales, aunque todavía es posible encontrarla en los mercados de algunos países a la venta como verdura.

verdolaga-cocina-d775

SUPERALIMENTO

La verdolaga destaca sobre todo porque es una de las verduras más ricas en omega-3 que se conocen. Una taza de la planta fresca puede contener 400 mg. de este ácido graso esencial. Pero además nos ofrece un aporte muy completo de gran variedad de nutrientes y  de principios medicinales:

Vitaminas: A, betacarotenos (7 veces más que la zanahoria), B1, B2, B3, C, E (una de las plantas que más contienen)…

Minerales: potasio (más que las espinacas), calcio, magnesio (una de las mejores fuentes vegetales), hierro, fósforo…

Aminoácidos

Bioflavonoides como liquiritina

Antioxidantes importantes como glutatión o betalaínas (en sus pigmentos)

Neurohormonas y neurotransmisores en la planta fresca como dopamina y l-noradrenalina (acción vasoconstrictora, antihipotensora y que ayuda a reducir hemorragias)

La verdolaga se puede consumir tanto en crudo como cocinada y se puede incluir en la dieta casi en cualquier receta. Tiene un alto contenido en agua, y un sabor ligeramente ácido o salado similar al de las espinacas frescas o berros.

Este vegetal contiene es una gran fuente de beta-caroteno y vitamina C, y contiene minerales como el magnesio, manganeso, potasio, hierro y calcio.

Otros nutrientes de este vegetal incluyen pequeñas cantidades de vitaminas B1, B2, B3, cobre, ácido fólico y fósforo.

Este alimento increíblemente rico en nutrientes debería estar presente en la dieta de todo el mundo y puede ser un gran sustituto de la espinaca o la lechuga para las ensaladas.

Le damos una receta para preparar verdolaga en escabeche y pueda disfrutar de este superalimento de una forma deliciosa.

¿Cómo se consume?

Son comestibles sus tallos, hojas, flores y semillas. Tiene un sabor suave, ligeramente acidulado, al que debe el nombre de “vinagrera” por el que se la conoce en algunos sitios, se puede tomar de muchas maneras:

Fresca en ensalada o cualquier otra presentación cruda.

Cocinada, preferentemente al vapor, o salteada.

El jugo: podemos extraerlo de la planta fresca con una licuadora, o añadirla a un batido. Las recomendaciones diarias en general son de un máximo de 100 gr. de planta fresca licuada, o de 1 a 3 cucharadas de jugo que se puede mezclar con agua o miel.

Macerada en vinagre.

En infusión, ya sea con la planta fresca o seca. El tiempo de maceración será breve para que no pase demasiado ácido oxálico al agua.

La planta seca: aunque fresca es como conserva todas sus propiedades, también podemos secarla y después aprovecharla para infusiones, añadirla pulverizada a sopas (sirve como espesante), ensaladas… etc.

Harina: de sus semillas secas se puede hacer una harina a la que se le da uso en la cocina, como es tradición en Kenya.

Tintura; macerada en alcohol.

Decocción de las semillas.

Receta verdolaga en escabeche.

Ingredientes:

  • 1 cuarto de verdolaga.
  • 3 dientes de ajo.
  • 1 cuarto de vinagre de manzana.
  • 10 granos de pimienta.

Limpie la verdolaga con agua tanto los tallos como las hojas.

Corte la verdolaga en trozos de unos 2.5 centímetros y colóquelo en un tarro de cristal. Pique el ajo y añádalo junto con la pimienta al tarro.

A continuación vierta el vinagre de sidra de manzana y cierre el tarro con una tapa y guárdelo en la nevera durante dos semanas.

Pasado ese tiempo la verdolaga en escabeche estará lista para tomar.