El doctor en Psicología y Neurociencia Ralph Adolph realizó un estudio en CallTech, un Centro de Investigación de California, para investigar y dar cuenta sobre la visión de las personas con espectro autista. ¿Querés saber cómo lo hizo y con qué se encontró? ¡Enterate acá!

El doctor en Psicología y Neurociencia Ralph Adolph realizó un estudio en CallTech, un Centro de Investigación de California, para investigar y dar cuenta sobre la visión de las personas con espectro autista.
Según él, la diferencia que hay entre los que tienen autismo y los que no, en relación a los focos de atención visual, es que los primeros lo centran en otro lugar. “A partir de la infancia, las personas que tienen TEA observan e interpretan las imágenes y las señales sociales de manera diferente a los demás”, explica el estudio.

¿Cómo lo hizo y con qué se encontró?

Para realizar la investigación, Adolphs y su laboratorio se asociaron con Qi Zhao, un profesor asistente de ingeniería eléctrica e informática en la Universidad Nacional de Singapur, quien ya tenía un artículo detallado sobre el tema.
De esta manera, los investigadores mostraron 700 imágenes a 39 personas de las cuales 20 tenían autismo. Además, ambos grupos fueron emparejados por edad, raza, sexo, nivel educativo, y coeficiente intelectual. El mecanismo fue fácil: los sujetos miraron todas las imágenes durante tres segundos, mientras que un dispositivo de seguimiento ocular registraba sus patrones de atención.

Conclusiones:

Las conclusiones más importantes se registraron en el foco de atención. Es decir, las personas con autismo se centran más en las superficies planas, objetos y vida inerte, y menos en los animales o los rostros de las personas.
Para dar cuenta de la situación, los investigadores explicaron el estudio con las siguientes imágenes:

1 Personas:

imagenes

En este caso, el individuo sin autismo le presta atención a la cara del jugador de la foto. El punto rojo representaría el foco más importante de atención.

muestran

La persona con espectro autista, en cambio, si bien reconoce la cara del jugador, tiene su atención centrada en la cabeza del árbitro

2 Naturaleza:

ven

Esta imagen representa a la visión de una persona sin autismo. Su foco visual está puesto en el elefante, su bebé y los movimientos que realizan.

autista

En cambio, la persona con TEA tiene el foco de atención centrado en el árbol y el cielo y no tanto en los animales.

3 Movimiento:

mundo

Estas fotos indican que el sujeto sin autismo puede seguir sin problemas las acciones. En este caso, la patada y el desplazamiento del balón.

Estas imágenes muestran cómo ven el mundo los autistas

Pero la persona con espectro autista no puede prestar atención a la trayectoria del balón, sino que su foco queda paralizado un tiempo en el lugar donde estaba situada la pelota antes de la patada.

Según los investigadores, el estudio podría ser un avance para detectar diferentes tipos de autismo y poder dar diagnósticos individuales en un futuro.

“El autismo es muchas cosas. Nuestro estudio es un paso inicial para tratar de descubrir qué tipos diferentes de autismos hay realmente. Una vez que los hemos identificado, podemos empezar a preguntar qué formas de tratamiento podrían ser mejores para cada subtipo”, explicó Aldolph en un comunicado