Con solo 5 años Sheru (indio) se apartó de su familia por un descuido, el chico estaba junto a su hermano de 14 años cuando se despistaron, mientras el hermano mayor buscaba el tren que les llevaría de vuelta a casa Sheru se sentó en un tren y se quedó dormido, cuando despertó había recorrido 1.500 km de distancia y había ido a parar a Calcuta.
Las siguientes 4 semanas fueron muy duras para Sheru el cual sobrevivió como pudo en la calle hasta que al final lo trasladaron a un orfanato, en el cual fue adoptado por una familia australiana.

Horas, días y meses pasó Saroo buscando alguna imagen que le hiciera recordar y así poder encontrar a su familia. Al final y tras la busca Saroo dio con un barrio, una calle e incluso un techo que le resultaba familiar.

Un año después decidió tomar un avión que lo llevó a Khandwa, India, una vez ahí contó su historia a los ciudadanos los cuales le ayudaron a encontrar a su madre y a sus hermanos.

En la actualidad Saroo ha publicado un libro A long way home en el cual cuenta la larga y dura historia de lo que pasó hasta lograr encontrar a su familia.