Decidieron el Liverpoll grabar un show de X Factor y Craig Colton de 22 años pensó que era su oportunidad del estrellato, así que compro dos tickets para el show. El decide decirle a sus padres que ese noche del show el debe trabajar y no puede faltar y le regala los billetes a sus padres para que asistan. Ellos no tenían la mas mínima idea de que su hijo participaría en el show.

Estando el show estaba convencidos de que su hijo estaba trabajando, al transcurrir el espectáculo ven a este chico idéntico a su hijo subir al escenarios y se quedaron sumamente confundidos.

Las emociones que vivieron han de imaginarse, aun así a Craig le fue super bien en su actuación lo cual sera un recuerdo memorable para su familia.